Walrus Audio | Iron Horse

De entrada, solo con pesarlos en la mano se puede intuir la calidad de estos pedales. Yo los conocí en el 2015 en el NAMM, en California, son una empresa relativamente nueva y de lejos se puede ver que son muy exigentes: cuidan su imagen, recuerdo que todos se vestían con camisas a cuadros y el booth era bastante honesto, invitaba a sentarse en alguno de los tres lugares que pusieron a disposición con pedales, amplis y guitarras para probar, a mí me transmitió un aire de cowboy vintage muy ordenado.

A mí me gusta mucho la estética que manejan, el color de la caja y el logo, hasta los videos que tienen en su canal, también tienen algo interesante y es que sus pedales los usan bajistas, teclistas y/o productores, ofrecen pedales clásicos pero también les gusta experimentar, hasta tienen un pedal similar a un joystick.

Walrus Audio | Iron Horse

Walrus Audio | Iron Horse

Este pedal tiene un nivel altísimo de distorsión, a mí me gustan los pedales en donde cada pequeña modificación en un parámetro es perceptible, independientemente de que el tono sea agradable o no para quien lo escuche, me parece que eso es una pista de lo bien construidos que están estos pedales: cada pequeña modificación en cualquier parámetro es (aceptablemente) perceptible al oído.

Tiene un switch que permite elegir entre 3 tipos de diodos, (Diodos: Sin entran en tecnicismos, son componentes o partes de un circuito interno de un pedal, que sirven para transmitir la señal de un lugar a otro, su diferente composición y tamaño afecta directamente el tono de la distorsión, es decir, 3 tipos de distorsión). Y los tres controles clásicos: Volumen, Tono y Gain.

Lo que me gusto: Es un pedal que se siente muy sólido, el sonido es bastante orgánico y sensible (¿a que me refiero con “sonido orgánico“: Usando algunos pedales, si uno toca con un poco de gain puede lograr muchos tonos solo con el control del volumen, lo mismo si uno ataca las cuerdas suavemente suena mas “limpio” y si las ataca agresivamente sonora con mas distorsión, para mi, un buen ejemplo de una distorsión “orgánica” o “sensible” es Electric Gypsy de Andy Timmons). A mi me sorprendió mucho el resultado, ya que en la edición no use nada mas, solo el canal limpio de mi Taurus Amplification SH5, directo a la mbox2, y lo que me encontré fue una onda bastante pareja y limpia junto con un sonido robusto y cálido, con una buena cantidad de armónicos que le dan ese sonido “filoso” a la vez. Los modos de los lados, al ser mas calmados, permiten sacarle un poco más el jugo al control de  distorsión, o si uno se pone creativo, puede usar los canales de los lados para guitarra rítmica y con el pie puede mover el switch a la mitad (destreza de guitarrista eléctrico) para un solo, por ejemplo.

Lo que no me gusto: Creo que esperaba un cambio más significativo en el tono de la distorsión como tal, siento que los tres tipos de distorsión, esencialmente tienen un tono muy similar, solo que los modos tanto de la izquierda como de la derecha son más “calmados” y en términos de volumen el modo de la mitad tiene aproximadamente un 20% más de volumen. Para mi gusto, el nivel de distorsión después de la mitad, en cualquiera de los modos, hace que el tono se vuelva difuso, como que suene “entre-cortado” (hay personas a las que les gusta este sonido, es muy vintage porque suena como si el cono del ampli se estuviese dañando) a mí en lo personal me gusta más cuando el sonido no es tan “fuzz”, sino más “cremoso”.

Gear que use:  Use una Stephallen Borneo directo a un Taurus SH5 directo a una mbox2, en edición use EZmix para darle amplitud estero.

Test Drive